Deporte, Ocio y tiempo libre, Playas y Calas

Cliff Jumping: 4 lugares en Ibiza donde sentir la adrenalina

cliff diving

Pocos deportes acuáticos que se practican en las playas de Ibiza son tan emocionantes, divertidos y atractivos como el Cliff Jumping, una disciplina extreme que se practica en los cinco continentes, pero que reconoce en Ibiza uno de sus mejores escenarios. Y es que las calas de Tarida, de Salada y de Saladeta, así como Punta Galera y otros espacios naturales, se han convertido en los lugares predilectos de los aficionados. ¿Quieres descubrir cuáles son los mejores rincones para practicar Cliff Jumping en Ibiza?

¿Qué es el Cliff Jumping y por qué triunfa en Ibiza?

A pesar de ser una disciplina olímpica, el Cliff Jumping (salto de acantilado, en español) está lejos de ser uno de los deportes acuáticos más conocidos en nuestro país. Como su nombre indica, consisten en saltar desde barrancos o plataformas de hasta 28 metros, realizando acrobacias, piruetas y tirabuzones antes de entrar en contacto con el agua. Este deporte extremo reconoce en las costas ibicencas un paraíso perfecto para desarrollarse en su máxima expresión, gracias a particular orografía de sus acantilados, a la calidad de sus calas y las bondades del clima mediterráneo.

cliff jumping en Ibiza

¿Dónde disfrutar del Cliff Jumping en Ibiza?

Cala Tarida

A escasos minutos de San Antonio y San José encuentra su sitio esta bellísima cala, rodeada de colinas y zonas predregosas. Aunque su baja masificación hacen de Tarida un espacio idóneo para las familias, no es extraño divisar a jóvenes practicando Cliff Jumping, especialmente durante la temporada alta. Por si fuera poco, en sus inmediaciones se ubican restaurantes y bares de gran popularidad, como el Beach Club Cotton, el Aisea o el Ses Eufabies. Con un poco de suerte, incluso podríamos tropezar con alguna celebridad en sus terrazas.

Cala Salada

Con 200 metros de longitud y entre 10 y 30 de ancho, la de Salada es una cala envuelva en pinares. Sus aguas destacan por su característico color turquesa, y pueden ser perfectas para las familias, dada su baja profundidad en algunos  puntos. No obstante, también cuenta con zonas muy propicias para lanzarse, divertirse haciendo acrobacias en el aire y sentirse como Gary Hunt, Orlando Duque y otros campeones de Cliff Jumping.

Cala Saladeta

En Sant Antoni encontramos esta maravilla natural, también de orillas turquesas y distinguido color blanquecino de sus arenas. En sus 75 metros de longitud, rara vez masificados, pueden practicarse una y mil actividades, además de la que nos ocupa.

Punta Galera

No podía faltar en nuestra selección una de las calas más populares entre los aficionados del Cliff Jumping. Su curiosa fisionomía, compuesta por diversas rocas superpuestas con formas y líneas realmente cautivadoras, dan lugar a plataformas naturales, desde las cuales decenas de jóvenes y no tan jóvenes se lanzan hasta sus aguas, de una transparencia impresionante.

Desde luego, no faltan razones para dejarse conquistar por el Cliff Jumping en Ibiza, uno de esos destinos mediterráneo que sabe adaptarse a las necesidades de todos sus visitantes, con independencia de cuáles sean sus aficiones.

Previous ArticleNext Article

Amparo Miravet es una joven graduada en Comunicación Audiovisual y Traducción y Mediación Interlingüística. Gracias a su ambición profesional consigue todo lo que se propone.